esenciasaromaticas3

Aceites esencial, perfumes y esencias aromáticas vs el olfato

Los aceites esenciales, los perfumes y las esencias aromáticas están compuestas de moléculas aromáticas volátiles, unas veces naturales, otras sintéticas y algunas otras combinadas. Estas moléculas viajan por el aire y se introducen en tu nariz.

En el epitelio olfativo ingresan todas las partículas aromáticas desprendidas por los cuerpos volátiles para ser procesadas y se da pie a la percepción de los olores.

¿Cuantós aromas percibimos?

Al nacer, los seres humanos desarrollamos el sentido del olfato con mayor agudeza que los demás sentidos. Un adulto es capaz de distinguir entre 4,000 y 10,000 aromas diferentes.

Así como somos capaces de percibir 10,000 aromas diferentes, también es cierto que el olfato se acostumbra a los aromas muy fácilmente. Somos capaces de percibir solo 3 aromas de manera consecutiva antes de acostumbrarnos.

Una buena técnica para limpiar nuestro sistema olfativo es oler granos de café.

Un ejemplo claro de este poder neutralizador que posee el café es cuando se trata de desarrollar un nuevo aroma, en la etapa de prueba, lo ideal es que se haga una pausa olfateando los granos de café entre una esencia y otra, ya que de esta manera la percepción de aromas en el olfato será más precisa y exitosa que sin la ayuda del café, puesto que la sensibilidad del olfato ante tales fragancias puede llegar a la difícil distinción entre los aromas a probar.

¿Por qué dejamos de percibir los aromas?

Es muy común escuchar a personas decir que su perfume favorito, jabón o vela ya no les huele en un determinado tiempo. Esto se debe, aunado a los dos factores anteriores, a que solo percibimos los aromas en un lapso no mayor a 7 minutos.

Esto no quiere decir que los perfumes o esencias ya no sirvan o sean de mala calidad, sino que simplemente ya no somos capaces de detectarlo, pero las demás personas que no han sido expuestas a ese aroma, si.

 

Deja un comentario

Cerrar menú
×

Carrito